,

Tipos de amaestramiento de llaves más conocidos

Disponer de una sola llave para abrir numerosos espacios es un servicio cada vez más demandado y que dispone de muchas ventajas frente a otros sistemas de seguridad.

Empresas, comunidades de vecinos, instituciones públicas o privadas suelen demandar sistemas que les facilite una mayor facilidad y control en todos sus espacios. Por eso el amaestramiento de llaves, al ser un sistema de cierre controlado es muy útil en todos estos supuestos.

Utilizar una sola llave facilita mucho las cosas para llevar un control exhaustivo y a la vez evitar que otras personas que no están autorizadas puedan duplicar llaves y acceder a lugares de acceso restringido.

Existen diferentes tipos de usos en las llaves maestras, así como también existen subllaves y otras llaves para cada sector dónde se utilizarán, es recomendable contar con la ayuda de especialistas en amaestramiento de llaves para que podamos asesorarnos sobre sus usos en cada caso.

Existen 4 tipos de amaestramientos de llaves que pasamos a enumerar a continuación:

Amaestramiento cruzado. Es uno de los modelos que puede comprender más de dos áreas. Normalmente utilizan una subllave con la que es posible abrir otros lugares cerrados. Cuentan con una llave maestra con la que es posible controlar toda la infraestructura.

Amaestramiento de portal o amaestramiento simple. En este sistema solo se utiliza una llave maestra para poder abrir todas las puertas de un lugar determinado. Es uno de los sistemas más utilizados en comunidades de vecinos, edificios de oficinas y locales o almacenes.

Amaestramiento de llaves en grupos. Es utilizado en mayor parte en lugares como escuelas, hoteles u hospitales, ya que puede dividir cada zona y utilizar una llave maestra para cada una de ellas. También puede disponer de una llave supermaestra para la apertura total.

Amaestramiento mancomunado. Es utilizado para poder separar en varios grupos una zona y a la vez, disponer de una llave maestra con la que poder abrir toda una zona.